Saturday, October 3, 2009

Un Gato en la oscuridad (1 977-2 009)

Esta es una crónica que debió hacerse pública (o al menos parte de ella) la primera semana de junio de este año.


A pocos días de cumplir los siete años de edad (abril de 1 985) mi familia decidió cambiar el rumbo de mi vida al inscribirme en el Colegio Salesiano de Breña (más exactamente en el Colegio Parroquial de Varones María Auxiliadora, tal y como era conocida la versión ‘primariosa’ de esa época) después de haber hecho el primer grado en el pequeño, pero pintoresco colegio particular ‘La Merced’, ubicado en el óvalo Varela. Entré al segundo grado, sección C y mi primera profesora en el nuevo plantel se llamó Graciela Dall’Orso. Ella duró solo algunas semanas porque, en circunstancias que siempre desconoceré, fue cambiada casi inmediatamente por otra señorita (cuyo nombre he olvidado por completo), que duró dos o tres días, y finalmente por Juana Cerna Maguiña (que sigue en el mismo trabajo, según oí hace muchos meses).

Lo que me sí duró para siempre es una amistad que quiero recordar hoy.

Pasé de un colegio mixto particular que funcionaba en una casa muy antigua a un gigantesco (percepción propia de mi infancia) centro educativo católico ocupado solo por estudiantes varones. Dejé de observar fascinado a las niñas (especialmente a una llamada Judith) para reírme y, a veces, asquearme de las pachotadas que mis compañeros de salón hacían (siempre hubo gente de muy escasa educación, a quien escupir les parecía algo divertido). Mi recreo dejó de ser solo para primer grado en un patio diminuto (había turnos debido a las dimensiones del mismo) y se convirtió en un espectáculo de varias edades. Las horas del día ya no fueron compartidas con 20 alumnos y alumnas sino con 55 enanos de mi mismo género y número. Uno de ellos se me acercó la primera semana de clases a decirme:

- ¡Quéeee boniiiiiiiiiiiiiiiiiiiito! ¿Tú lo hiciste?

Antes que fijarme en la persona que se dirigía a mí traté de entender la pregunta: al frente tenía uno de mis cuadernos abiertos (probablemente el de ciencias sociales, pero la memoria no me da para tanto) mostrando uno de los bellos y tantos dibujos que mi madre me hacía en el cuaderno para presentar (ocurre que, no obstante soy hijo de artistas plásticos, siempre fui un negado para el dibujo así que ella acudía al rescate). Por supuesto, ¿cuál es la única respuesta que se espera de un párvulo de segundo grado?

- Sí, claro. ¡Yo lo hice!

Cuando levanté la cabeza me fijé con curiosidad en el, asimismo, curioso alumno que miraba con tanta admiración ‘mis’ obras maestras. Yo pasé página tras página del cuaderno para mostrarle lo bien que dibujaba y no sé hasta cuando me duró el engaño. El asunto es que ese fue mi primerísimo contacto con el niño Vega Díaz. Su rostro era extraño y tenía la cabeza medio cuadrada – una versión infantil de ‘Frankestein’ – pero recuerdo que tenía unos ojos azules inquietos y una piel bastante como de ‘gringo’.

Esa característica suya fue la que llevó a Percy Díaz Alegre, nuestro profesor del tercer grado (y quien repetiría el plato en quinto), a bautizarlo como ‘Ojos de Gato’. Apuesto a que nadie recordaba eso: el origen de ese sobrenombre que posteriormente (secundaria) se acortaría a solamente ‘Gato’.

¿Fuimos amigos? Sin duda que fuimos los mejores camaradas. Era un individuo divertidísimo y demasiado demente y alborotado. Si digo que todo lo veía chiste y ya era exageradamente payaso mucha gente me increpará ‘¿Y que puedes hablar si el payaso eres tú?’… No, no, no… no hay manera de que me entiendan si es que no lo llegaron a conocer. Juzguen ustedes si es que su estilo cómico y vulgarón cambió algo con los años:

1. Caso 1 (2do grado C): “¡Carpio, Carpio! Escucha la canción que inventé: ‘Poto, caca, pichi, pedooooooooo… tofi, sopa, diarreaaaaaaaaaaa…’”
2. Caso 2 (6to grado C): ‘¿Quién me rasca el huevoooooooo? ¡A 100 intis la rascada!’
3. Caso 3 (1er año B y con tonadita de Gloria Trevi): ‘¡Voy a traer el huevo suelto! ¡Voy a hacer siempre lo que quiero!’
4. Caso 4 (3er año C y ante los pedidos de otros entusiastas integrantes de mi promo): ‘¡Gato, gato! ¡Córrete la cabeza!’ El susodicho se empezaba a frotar con cuatros dedos de cada mano a ambos lados de la cabeza y se metía una soberana ‘corrida’ de parietales que asemejaba una común y mortal masturbación masculina… a los pocos segundos él contenía la respiración, se ponía rojo entre sonidos ininteligibles, enrevesados, indescifrables, guturales, impenetrables, incoherentes… y, sacando la lengua en punta, escupía gotitas de saliva al frente mientras exclamaba (con toda la bocaza abierta) ‘¡Ahhhhhhhhhhhhh!’ con un placer tal que daba envidia de solo mirar.
5. Caso 5 (en octubre de 1 999 y cuatro años después de terminar el colegio): Con motivo del cumpleaños del Gato, a quien conocí como Pepe a partir de primero de media y como Alex a partir de que él me dijo que no lo llame Pepe, me fui para su casa con mi, entonces, enamorada C. Durante el camino, me entretuve contándole mil y un anécdotas a ella en la que le ponía muy en claro que conocería en pocos minutos al ser humano más quemado de la Tierra. Lógico, ella, que siempre fue muy centrada y pensaba lo mejor de la gente, me respondió: ‘¡Ayyyyyyyyy J… eres un exagerado! No creo que sea tan loco como dices…’ Cuando llegamos a la casa, unas amistades del cumpleañero nos abrieron la puerta y nos hicieron pasar. Ya sentados en el sofá y mientras esperábamos por él, le advertí por última vez: ‘Mejor estate preparada…’ pero no me hizo caso. Cuando Alex salió de la cocina (es que ya estaba estudiando para cheff y había prometido cocinar para sus amigos) se dirigió a mí con una cara muy seria, así que le dije contento y listo para darle un abrazo ‘¡Hablaaaaaaa mujer, feliz día! Mira… te voy a presentar a mi enamorada Carl…’ pero fui brutalmente interrumpido por un empujón mientras me empezaba a gritar: ‘¡Oye ESTÚPIDAAAAAAAA!… quien es esta fulana, ¿ah?... ¡¡¡CARAJO contéstame quien CHUCHAAAAAA es estaaaaaaaaa!!! ¿Tantos años perdidos para que me traigas UNA MUJER a mi propia casa? ¿Es que ya NO vamos a hacer estas COSAS?’ y se me puso al frente en posición ‘zandungueo’ mientras empezaba a bailar como vedette de Risas y Salsa (como quien puntea a una chibola en el micro… ahhhhhhh… esos tiempos en que subía a los micros). Ya se imaginan el trauma que sufrió mi pobre flaquita… pero le terminó cayendo muy bien.

(Por cierto, mientras todos los invitados ansiábamos degustar de algún exquisito y exclusivo platillo, alguna novedad salida de las más selectas aulas culinarias o una nueva creación producto de un genial cheff… el huevonazo cocinó la clásica de los cumples en el Perú: carapulcra…)

¿Fuimos enemigos? Sin duda que siempre existió una rivalidad para ver quien era el más payaso, no frente a los demás sino entre nosotros (aunque debo decir que yo era mucho más inocentón que él), mas era una competencia sin deslealtades, sin mala leche (era pícaro pero sano si es que esa combinación es posible). Lo que sí recuerdo es que sus y mis terquedades produjeron desencuentros desde que fuimos unos chicos con dientes de leche. Tanto fue así que mi profe de 4to grado y padrino de primera comunión, Eduardo Luna Garrido, les llegó a decir a mi mamá y a mi tía:

- Es que J… y Pepe se pelean todo el día y ya no sé que hacer… los trato de amistar y no quieren. Por eso los separo de sitios, los alejo pero en el recreo ya se están buscando.

Yo creo que él era el que me buscaba, pero él decía que era yo.

Y ya que hice una lista de sus gracias, ¿por qué no de sus (o más bien ‘mis’) desgracias?:

1. Caso 1 (2do grado C): Mis frunas multicolores desaparecieron de mi lonchera y por alguna razón yo sabía que el culpable era el niño Vega Díaz. Cuando fui a acusarlo, él se defendió con pasión (y yo seguía chillando que quería mis frunitas) pero pronto confesó. Lo obligaron a que me traiga una al día siguiente para compensarme por su mala acción, pero no hubo final feliz por dos razones. La primera es que me devolvió la fruna pero era de menta (¡guácala!) y la segunda es que prácticamente me dijo ‘¿Me invitas?’ y se agarró una y se fue corriendo.
2. Caso 2 (3er grado C). Los baños de primaria del Salesiano eran cosa seria. Felizmente, nunca (bueno, solo en tres ocasiones) tuve que usarlos para otra cosa que fuera una simple y llana micción (las tres veces que tuve que hacer otra cosa fueron ocasiones traumáticas por lo antiguo de las instalaciones… allí todavía se podía usar la expresión ‘jalar la cadena’ en vez de ‘bajar la palanca’). Un día, pedí permiso muy educadamente para ir a desplegar mis manantiales y ya cuando estaba en esos menesteres, escuché la voz de mi mejor amigo y mi Némesis al mismo tiempo. No sé si nos dijimos cosas ni recuerdo si nos dimos manotazos. Lo que sí tengo perfectamente en la memoria es que él salió corriendo delante de mí y al atravesar la puerta la cerró con la mano. ¿Resultado? Un muy triste niño se quedó encerrado en ese puto baño por más de media hora (la puerta era de las antiguas y solo se abría con llave). En este momento tengo dos preguntas que formular a mi estimado profesor Percy Díaz: Entiendo que era un aula con un montón de infantes, pero… ¿Cómo mierda no se dio cuenta antes que yo no volvía al salón? y ¿Cómo carajo nadie quiso mear ni cagar en tanto tiempo en NINGÚN salón de ese piso?

Anécdotas hay demasiadas y. como dice mi buen amigo Mathariel, darían para llenar un libro. Los años pasaron pero la amistad con el Gato creció, ambos maduramos (bueno…), nos juntamos con otras gentes, tuvimos en el mismo colegio - ya en la secundaria - deferentes círculos íntimos. Él paraba más con otros muchachos y yo hacía lo propio. Sin embargo, siempre nos volvíamos a juntar (especialmente en su casa y con el gordo Jose Luis Quiroz), aunque sea para hacer la tarea. En esas ocasiones el chongo simplemente se explayaba.

Nos peleamos muchas veces, a veces porque él era muy terco (incluso una vez lo invité a la Feria del Hogar y él nomás quería decidir por donde ir así que nos abrimos… y yo era chibolazo) y otras veces porque yo era muy duro (como cuando le decía que era un idiota por sufrir por su enamorada – una chibolita con la que estuvo por mucho tiempo – y tratar mal a su mamá). Nos comunicábamos de tiempo en tiempo, eso sí.

En el 2 002 yo me vine a vivir definitivamente a Texas después de una estancia de meses en Colorado. Cuando supe que Alex estaba en Florida empezamos a comunicarnos seguido. Él siempre preguntaba como estaban las cosas y las posibilidades de trabajo en ‘mi’ zona pero nunca podía concretar planes de mudanza ya que se le vencía la estadía de seis meses, propios de un turista.

Dos años después ocurrió un golpe fuerte en sus planes laborales: su visa de turista fue anulada cuando no supo explicar por qué tenía tantas entradas y salidas a los Estados Unidos. Cuando los gringos te ponen la cruz ya estás hecho, así que no hubo nada que alegar. Yo me enteré de eso estando en Lima y hablando por teléfono con su mamá, quien muy adolorida me decía que su hijo la culpaba por tan desafortunado incidente (por instarlo a renovar su visa cuando todavía le quedaban algunos meses de vigencia). No me comuniqué más y no nos llegamos a ver. Hoy lamento mucho esa inacción mía.

Supe poco tiempo después que el popular ‘Chicodoce’ (su afamado sobrenombre en distintas páginas) había vuelto a emigrar, esta vez a Costa Rica. Estos últimos años nos llegamos a comunicar con cierta distancia entre correo y correo pero jamás olvidábamos los onomásticos. Obvio, con mensajes llenos de vulgaridades y mariconadas y en donde nos deseábamos el uno a otro que haya muchos negros en la celebración. Eso sin mencionar las conversas en el Messenger, ya apoteósicos homenajes a la procacidad.

La última vez que hablé ‘en vivo’ con mi buen amigo me contó que estaba poniendo una cevichería muy cerca de su casa y yo le dije entusiasmado que tendríamos que juerguear cuando yo llegara, que la llenaríamos de mujeres y que se haría un fiestón. El acuerdo estaba oleado y sacramentado… pero nunca se llegaría a dar en la práctica. Posteriormente me escribió para saludarme por mi cumple en la fecha equivocada (6 de abril en lugar del 11) así que le escribí a mi vez para mandarlo diplomáticamente a la mierda. Eso fue todo.

Noches después de comunicarme con muchos de mi promo y escribir una pequeña crónica por el 24 de mayo, aniversario de la Virgen María Auxiliadora, recibo un correo electrónico de Mario Osejo (amigo y compañero de colegio y cercanísimo amigo de Alex) a la 1:16 AM de una incipiente madrugada de lunes:

Juan Manuel (loquito), Josema, José;

Tengo una mala noticia que darles, nuestro amigo de la promoción del colegio José Aleixandre Vega Díaz (Pepe / Alex) ha fallecido el día sábado, me enteré ayer por la noche (10pm domingo) y fui a verlo, lo están velando en el Velatorio del Hospital Militar "Virgen de las Mercedes", A la espalda del mismo, en la misma Av. De la Policía, Jesús María.

El velatorio abre desde las 8am, la misa de cuerpo presente será hoy Lunes al mediodía y de ahí será llevado a Huachipa para su entierro.

Espero que puedan ir a darle el último adiós, y brindar su apoyo moral a la Sra. Nery que está bastante afectada.

Nos vemos hoy Lunes, más tarde. Mario Osejo Marchino.

P.D: Avisen a nuestros compañeros para llevarles una lágrima o una cruz a nombre de la promoción 94. Q.P.D. Pepe

Tengo que seguir a mi sentido común antes que a las emociones. Los detalles de su partida no estarán aquí. Voy a ser consecuente con celebrar aquel ideal que tengo: celebrar la vida de la gente y no su muerte. Ya se dijo de sobra la manera como nuestro hermano nos dejó. Incluso un pasquín llamado ‘Ajá’ informó de manera mezquina los supuestos asuntos que llevaron al Gato a querer finalizar con los problemas.

Y yo sé que él está presente porque durante los últimos días he recibido varias notificaciones de correo con recordatorios de su natalicio. Sónico, Netlog, y Birthday Reminder son tres páginas que me llamaron la atención esta semana. Es cumpleaños del Gato.

¡Feliz día, mi querido amigo! Es raro escribir de esta manera. Me gustaría tenerte al frente para decirte que estás bien vieja y que los 32 años no te sientan bien. Quisiera poder decirte lo importante que eres para tus amigos y para tu familia. Ya no se puede pero al menos puedo dedicarte unas líneas para que nuestros amigos en común y la gente que no te conoció lo lea y aprenda más de ti a través de este blog.

Ojalá se pudiera ver el futuro o cambiar el pasado, ¿no? Así tantas cosas inesperadas se podrían evitar.

Descansa en paz, Gatito…

J

PD: Quiero agradecer muy especialmente a mi amigo Miguel Ángel Zúñiga, quien recibió un pedido mío y se lo tomó como misión: conseguir fotos del Gato en nuestros años escolares. Brother, te pasaste. Gracias por robarle tiempo a tus obligaciones para conseguirme esas imágenes. Sin ti, esto no habría podido ser escrito.








26 comments:

Anonymous said...

Muy buen post comparito, siempre recordarmos al gato por todas sus ocurrencias, tuviste la suerte de compartir con el muy buenos momentos, ya me daras detalles y compartiremos anecdotas cuando nos encontremos en Lima, un fuerte abrazo a la distancia.

Lucho V.

gazoo said...

Gracias por la mención J , fue un gusto el revisar y recordar algunos momentos vividos con EL GATO, tu reseña es impecable y realmente transmite emoción así como sentimiento.
En 5to de secundaria compartí carpetas con EL GATO, y creo que te quedas corto con las anécdotas y calificativos descritos , realmente era un " personaje" de aquellos que siempre te hacen reír con cada ocurrencia.
Permíteme agregar un apelativo que el mismo se puso y que lo has obviado : se autodenominó " EL ABUELO", esto como consecuencia de las prácticas en Educación Física , donde siempre obtenía los peores tiempos , Vega no corría , el se arrastraba y parecía no importarle porque hasta en esos momentos bromeaba , recuerdo que un Test de Couper ( ( espero se escriba así) ya todos habíamos terminado y el seguía "corriendo" solo y decía " miren al abuelo, mmmireennnn al abuelo " , así como en el Pregón donde apareció en el escenario vestido con algo así como un bata de ducha y una prenda en la cabeza( no recuerdo cual ) y lanzó por los aires una media de nylón; en fin muchas historias y un solo recuerdo: el de un buen tipo : EL GATO

Un abrazo

Giancarlo said...

Recuerdo mucho el último año que estuve con uds, como dices no solo comprobe el grado de locura de Alex, si no, encontre un amigo... viviamos cerca y compartimos muchos horas estudiando y también hueviando!! lastima que mi alejamiento del cole no solo termino con todos estos momentos, si no que hoy cuando he retomado el saber de uds y empezar a rocordar ese pasado especial por compartir tantos años.... él ya no esta... un abrazo para todos y disculpen mi ingratitud!!!

Gato, el recuerdo vago que tengo de los momentos compartidos es más que suficiente para saber el gran tipaso que eras

Gracias J por ayudarnos a tenerlo siempre presente

Yared said...

Mierda qué fea huevada, soy hijo único y porlo tanto aprecio mucho a mis amigos. Sinceramente debe ser algo bien jodido que uno de ellos se ausente.

y más teniendo en cuenta que es uno de esos que nunca se olvidan, de esos que siempre te hacen reir, voluntaria o involuntariamente.

Por otro lado, escribes muy bien, logras enganchar a la gente, y me divertí mucho con las anécdotas que colocaste.

Joel Queirolo said...

Querido y estimado "J":

Debo decirte una cosa que me viene espontànea luego de haber leìdo tu artìculo: GRACIAS!

Te agradezco porque estoy convencido que el nostro amigo "Gato" no ha muerto; morirà sòlo cuando nos olvidemos de èl -y olvidarse de un "quemado" (en el sentido bueno) como èl serà imposible-, aunque si esta afirmaciòn pueda sonar bastante retòrica....

Te agradezco porque tu descripciòn acerca de este pintoresco personaje me hizo descomponerme de la risa. Los casos que citas y que se refieren a la etapa de la secundaria hicieron que por algunos momentos volviera a "verlo", aquì delante mìo, siempre con la chispa que lo ha caracterizado...

Te agradezco porque has evocado en mì recuerdos de adolescencia cuando ìbamos juntos a las fiestas juveniles de la "Guay" en compagnìa del ex-flaco Ladera. El "Gato" puntualmente sacaba del bolsillo un pseudo-cigarrillo fabricado artesanalmente por èl mismo con cartulina blanca, papel aluminio color oro a modo de filtro, papel aluminio rojo en la punta para imitar el fuego y talco al interno, de esta manera cada vez que lo acercaba a la boca soplaba de un lado y hacìa salir el talco por el otro (que en medio a la confusiòn del ambiente psicodèlico y discotequero se confundìa con el verdadero humo que en cambio Laderita y yo expulsàbamos...

Te agradezco porque al invitarnos a leer tu artìculo estàs haciendo que nos volvamos a juntar (aunque sea virtualmente) y que mantengamos comunicaciòn entre nosotros...

Espero que algùn dìa nos podamos encontrar en vivo y en directo, o en el "viejo continente" o en los United y cagarnos de la risa acordàndonos de èl y celebrando entre tragos lo que fue su vida, JAMAS SU MUERTE!!!
Un abrazo fraternal y lleno de gratitud

Joel Queirolo
queirologioele@yahoo.it

JOTA said...

Gracias por ser el primero en comentar, mi querido Lucho (y esta es tu primera vez, verdad?) Siempre es sumamente gratificante y valioso conversar contigo todas las semanas, sea a traves del telefono, e-mail o el facebook. En cuanto al tema en particular, recuerdo con mucha perplejidad que tu nos contaste a los amigos como viste al gato unos dias antes del 24 de mayo, verdad? El estaba en sus cosas y tu en las tuyas, asi que era logico que no se pasen la voz puesto que muy posiblemente se iban a encontrar en la Union de Exalumnos, cosa que no ocurrio.

Tienes mucha razon: comparti con la Gata Loca excelentes momentos (pero nunca fui su raton Ignacio por siaca). Fuimos amigos desde el segundo grado de primaria o sea que lo conozco desde que casi tengo memoria. Sera por eso que la nostalgia se mezclaba con risas cuando escribia estas anecdotas? Sera por eso que me es dificil imaginarme un mundo salesiano, un grupo de amigos en el que el no este? Por una u otra razon el siempre estara presente.

De todas maneras seguiremos intercambiando opiniones y recuerdos en Lima, mi hermano! Un enorme abrazo para ti tb!

J

Eterno Replandor said...

La celebracion de la vida de nuestros amigos, nos marca para siempre en nuestra memoria.Que bonito recordar a alguien tan querido de una forma tan sentida y emocional. Yo tambien soy hija unica y tambien aprecio mucho a mis amigos de verdad. :)
Es precioso celebrar la vida de alguien y la huella que dejo y deja en este mundo.
Besos J.

Mathariel said...

Como siempre, tu dedicada pluma nos regala una vez más, algo memorable. Deberían repetirse con más frecuencia este tipo de notas, te felicito amigo mío.
Has dejado traslucir toda tu emoción, todas tus vivencias al lado de este pintoresco compañero y amigo. Recrear uno a uno los momentos descritos, es como cerrar los ojos y volver enseguida a esos años maravillosos imaginando cada una de esas jocosas situaciones...
El Gato fue un tipo que vivía la vida auténticamente, sin importarle qué ocurría a su alrededor... sin darse cuenta, su partida ocasionó que renaciera en mí el interés por juntarnos de nuevo, por verles las caras... estoy seguro que a él le hubiera importado un cacahuate esto que comento, pero así fue. Permítenos recordarte siempre con una sonrisa en el rostro, con la broma fácil, con la pendejada en ristre. La muerte es sólo el comienzo y nos has tomado la delantera... allá vamos...

JOTA said...

La mencion era justa y necesaria, mi estimadisimo Gazoo. Como lo dije al finalizar la cronica, si no hubiera sido por las imagenes que me prestaste no habria conseguido redondear el significado que queria darle a la narracion (aunque es alucinante ver como las fotos tambien envejecen, no?)

Lastima que la mayoria de mis fotografias escolares esten en Lima. El efecto de vernos en uniforme es unico. Hace tiempo que no veia imagenes del viaje al Cuzco y eso me hizo acordar que yo fui el unico que se presento con jeans y la casaca de la promo (pidieron uniforme para ir al aeropuerto y a mi familia y a mi nos parecio demasiado ridiculo).

Fijate que no sabia eso del 'abuelo' y por eso no lo puse. Quizas seria solo durante las clases de Ed. Fisica con Ezcurra? (Estuviste cerca con el Test de Cooper). Yo estuve en 5to A y tenia dicho curso otro dia a la semana (nosotros eramos los que gritabamos 'Se acaBOBOOOOOOOB!' al finalizar la clase). Me dio bastante gracia imaginarme al Gato caminando cuando se supone que debiamos estar trotando. No dudo que el mismo se cagaba de risa de su flojera, aunque eso me hace pensar en dos cosas:

1) Que extranho que no corriera si es que el - y regresare a este punto cuando conteste el acertado comentario de Joel Queirolo - no tomaba ni fumaba como si lo haciamos muchos otros. Me lo habria imaginado en mejores condiciones fisicas, pero lo que si recuerdo es que en ping pong destacaba.

2) Que sera de la vida del 'abuelo' Corbella, quien si se adjudicaba esa chapa en la promo.

Gracias por el recuerdo, Gazoo. Es una anecdota que vale oro. Ojala los demas se animen a dejar alguna tambien. Me alegra bastante que la reseña te haya gustado. Gracias por tus palabras (y revisare las fotos del Pregon). Un fuerte abrazo!

J

Eterno Replandor said...

Jota, no se donde comentarte esto, pero lo que me enviaste del grupo Hi5 (La verdad se llamaba o una cosa asi) QUE FEEEEEEEEOOOOO....

JOTA said...

Giancarlo, sorry por la ausencia de varios dias pero es porque tengo la intencion de dedicar una respuesta seria y convincente a cada uno de ustedes despues de mostrar la delicadeza de participar con un comentario.

Lo primero que te quiero preguntar es exactamente cual fue tu ultimo año en el cole con nosotros (ya la memoria no me da para tanto). Coincidiras conmigo en que tu y yo nos conocemos tambien desde el segundo grado. Es mas, tu mama y la mia se hicieron buenas amigas y conversaban bastante cuando nosotros estabamos empezando la primaria (por cierto, espero que le puedas enviar un saludo muy cordial a tu madre de mi parte... a ver si se acuerda de mi).

Ahora que estamos todos reunidos en Facebook y que Joel Queirolo conto en la pagina que construyo (promocion 94) los pormenores de su autoexilio del Salesiano, su cambio de cole y vivencias de esos años, seria interesante que tu tambien nos pongas al tanto de tu propia experiencia.

En todo caso, es chevere tenerte de nuevo participando y comentando de los e-mails y del FB. Mas vale tarde que nunca, no compadre?

No me extraña saber que no solo estudiabas con el Gato sino que tambien hueveabas con el. Era dificil estar en una actividad seria a su lado. Digamos que el estudio no era su parte favorita del cole.

Creo que no has sido ingrato, Giancarlo. Lo bueno es que las tecnologias nos estan acercando. A ver si te dejas ver la proxima vez que salte a Lima! Un fuerte abrazo para ti tambien...

J

Kathy said...

¡Qué buen post y qué buen amigo eres! Eso de celebrar la vida y no la muerte es algo muy cierto, pero difícil en algunos casos.

A veces la muerte nos soprende de manera tan inesperada que solo nos queda el arrepentimiento por aquello que pudimos hacer y que no hicimos.

¡Un abrazote!

JOTA said...

Estimado Yared, gracias por visitar este humilde blog que refleja historias y vivencias con grandes amigos de todas epocas. Yo disfrute mucho tus posts en El Dios Ateo y me diverti mucho leyendo y comentandolos.

Es muy cierto, especialmente cuando se es hijo unico, son los amigos quienes ocupan una enorme parte de tu existencia. Imaginate el sinsabor que sentimos quienes compartimos carpetas por una decada o casi y de repente sabemos que uno de nosotros ya no estara mas.

No te equivocas al decir que el Gato era uno de los que siempre hacia reir. Me alegro que el post haya reflejado aunque sea un poquito la personalidad tan alocada de este inusual compadre.

Muchas gracias por las palabras finales. Espero que esta no sea la unica vez que pases por este rincon!

J

Yared said...

Pasaré seguido, tenlo por seguro, los post que están aquí lo valen.

JOTA said...

Mi estimado Joel Queirolo desde las Italias! Brother, que gusto tenerte comentando en el blog. Pareciera mentira que perdimos contacto hace tantos años y que actualmente nos separa el ancho Oceano Atlantico. Gracias a esa maravilla llamada Facebook (que otros deploran... pero eso esta entre los temas de otro post) nos hemos comunicado muchisimo estos ultimos meses, no?

Tu eres y fuiste uno de los privilegiados testigos presenciales de las locuras del Gato, asi que me imagino que te reias al acordarte de los momentos que describia en el post. Alex era definitivamente un 'quemado', tal y como dices, un entero 'tostado', pero entre nosotros esas denominaciones nunca tuvieron una connotacion negativa sino que era parte del chongo nuestro de cada dia.

Otra de las cosas que quiero rescatar viene de esa jocosisima escena que describes en la Guay. El gato era recontra sano: jamas fumo y rarisima vez tomaba alcohol. Estuve con el en innumerables reunas y creo que de los dos vasos de chela no pasaba. Eso es loable, pero raro cuando todos los demas eramos unos adolescentes avidos de intoxicarnos.

Ya que Gazoo y tu compartieron anecdotas de la Gata loca (y ya que el post esta terminado y no quiero añadir o quitar nada), queria dejar una mas de cuando el se dedicaba a cambiar las canciones de los Salesianos. Te acuerdas de esa que hablaba de Don Bosco diciendo 'Es un faroooo... que en la noche te guiaaaaaaa...'? Bueno, esta era la version del Gato en primero de media entrando a la basilica en pleno comienzo de misa y cantandonos en la cara:

- 'Es un zambooooooooo... que en la noche me tiraaaaaaaaa...'

Como no acordarse de un tipo asi con una sonrisa en la cara? Definitivamente nos juntaremos, compadre. No importa el continente: sea con unas Samuel Addams o unas Peroni, la tertulia esta asegurada!

Un enorme abrazo desde Texas para ti, Joel!

J

JOTA said...

Gracias, querida Marichan, por acompañarnos a celebrar la vida y los recuerdos de este gran amigo que nos dejo. En efecto, el dejo huella en todos los que tuvimos la enorme suerte de compartir las clases con el a lo largo de varios años.

Estoy seguro que tu tambien sabes expresar el cariño que tienes por tus amistades. Como decia una antigua pelicula de Terence Hill y Bud Spencer, 'El que encuentra un amigo encuentra un tesoro'. Tratemos de cuidarlos durante todo el tiempo que esten con nosotros!

Un beso tb para ti, Eterno Resplandor!

J

Anonymous said...

Creo que esto paso en 2do de secundaria, cuando el nuevo maestro de ingles cuyo nombre no recuerdo, empezaba su primera clase...
El profe le pregunta a todos si es que sabian ingles..El gato levanta las garras y el profe le empieza a hacer todo tipo de preguntas: "Hi,what's your name? Where do you live?" etc. etc... El gato solo atina decir: "Yes... Yes... OK...OK..." como respuesta a cada pregunta que le tiraban....
Todos se rien, y pienso que en el fondo le agradecemos tener 5 minutos menos de clase (o estar 5 minutos mas cerca del recreo, total, da lo mismo) gracias a el......
RIP gato.....

JOTA said...

Gracias, mi buen amigo Mathariel. Probablemente este tipo de cronicas pueden ser mas memorables porque involucran a nuestro universo escolar y a tantos rostros que crecieron y se formaron (o deformaron) con nosotros, no crees? Lo increible es que hoy, 24 de octubre del 2009, son mas los años fuera del colegio (15) que los que pasamos dentro de el (10 en mi caso).

Ciertamente me emociona describir esos momentos junto al Gato. Es bueno saber que tu y yo compartimos la misma experiencia: asi como tu te imaginabas esas situaciones mientras las leias, yo las iba reviviendo una por una en mi cabeza conforme las iba escribiendo. No hay otra forma. Seria imposible no divertirse recordando todo lo que vivimos juntos.

Cuando mencionas que la ausencia del Gato te empezo a crear interes por encontrarte de nuevo con tantos compañeros tambien ausentes (pero de nuestras vidas actuales) pienso en que algo bueno se produjo. Sin embargo, cuando veo que ese entusiasmo se 'contagio' a la promo solo por un rato, pero luego la desidia ataco de nuevo (fijate en el caso de Manchego, quien hoy necesita ayuda y solo unos pocos se estan movilizando) pienso en que pocas cosas van a cambiar.

En fin, no quiero mezclar temas. Yo seguire recordando al Gato como tu dices: con la pendejada en el cacharro de loco.

Un fuerte abrazo, mathariel!

J

JOTA said...

Marichan querida... refrescame la memoria porfa! Que es lo del hi5 que te mande? Te refieres al video chicherazo, cumbiambero y cagadazo de 'Me enamore de ti en el hi5'? Si es eso... pues de acuerdo contigo! Es una de las basuras mas grandes y graves que he visto en los ultimos tiempos... pero aun hay mas! Chequea en Google o Youtube un grupo chichero que copia en su video a los personajes del Chavo... una buena mierda!

J

JOTA said...

Un fuerte abrazo para ti tambien, Kathy! Es siempre bonito escuchar (en este caso leer) que uno es un buen amigo. Cierto es que me hubiese gustado haber podido hacer algo mas por mi compadre gatuno en vida y no solo dedicarle un humilde post cuando ya no esta el para leerlo, pero no se si la distancia o el distanciamiento (que no son la misma cosa) servirian como pretexto.

Solo se que tenemos que cuidar a nuestros amigos siempre! Cuidate y no dejes de pasar por aqui!

J

JOTA said...

Te espero entonces, Yared. Yo tambien seguire siendo un asiduo visitante del Dios Ateo pues me gustaron muchos tus posts.

Y gracias por la consideracion y el aprecio para con estos posts! :)

J

JOTA said...

Hola Anonymous, brother, deja tu nombre pues! Que buena anecdota! Algo recuerdo de lo que me conto el 'Chuby' Acevedo ese mismo dia que paso (estabamos en distintas secciones). Para empezar te ayudo con los nombres:

+ En primero de media (año 1990) tuvimos al profe 'Cholon'. Estoy tratando inultilemente de retener su nombre pero solo recuerdo una anecdota con 'Fito' Campos Bardi, quien susurraba 'Cho-looooooooon, cho-loooooooon, cho-loooooooo...' al pobre tipo. En una de esas y ya hinchado, 'Cholon' lo escucho y lo hizo pararse. Fito estaba palteadazo porque lo iban a botar del salon o mandar a la oficina y yo solo atinaba a cagarme de risa con Esaine atras de el y murmurar 'No profe... el solo dijo SO LONG!'

Por cierto, cuando 'Cholon' se dejo el bigotito coqueton la chapa cambio a 'El Zorro'.

+ En segundo de media tuvimos a un profe bien chevere: Wilder Eloy (recien me entero lo de Eloy) Ulloa Ascencio. Buscalo en Google y veras su cacharro en tarjetas de abogado. Parece que lo del ingles fue solo temporal, pero creo recordar que cuando se quito fue para trabajar en aduanas. Que edad tendria en ese momento?

+ El tercero y el de mas recordacion fue el 'gordito' Julio Aguayo, quien tambien se hizo pata luego de tratar de implementar disciplina guardando distancia. Nos contaba en su primer dia que habia que tener cuidado con el porque de jovencito habia sido pandillero en Los Angeles. Creo que fue el 'Mono' Becerra quien murmuro por ahi (y haciendo referencia a la contextura del profe): 'Quiso decir pandillero... o PANADERO?'

Y la anecdota fue con Ulloa, como bien lo dices. El 'Chuby' dice que fue algo asi:

- Quien sabe ingles aqui? (El gato levanta la mano, seguro pensando en sus viajes a Miami desde chibolo).

- OK! What's your name?
- YES!
- (???) Well, how are you today?
- YES!
- How old are you?
- YES!!!
- Do you speak English?
- YEEEEEEEESSS!!!
- Vete a sentar por favor...

Jaaaaaaaaaaaaaa... repito: que buena anecdota. Gato de mela... hasta de bruto me hacias cagar de risa.

J

Joel Queirolo said...

Yo estaba presente cuando sucediò la anècdota de la clase de inglès con el profe MR. LEWIS, què cague de la risa!!!

JOTA said...

Ahhhhhhhhhhhhh... era Lewis... correcto, compadrito Joel!

Entonces fue en primero de media y no en segundo?

J

El Gordo said...

Compadrito, casi me haces llorar en la parte final de tu post, cuando reproduces el mail que recibiste. PTM, no me ha pasado aún, y espero que nunca, afrontar la pérdida de un buen amigo. Tan fugaz es la vida, por eso hay que disfrutarla a cada instante, momento, minuto y segundo, como nunca, como si fuera el último, con muy buen humor, gracia y alegría. Oye, de otro lado, te cagaron en el baño, encerrado casi media hora. Ja, ja. Un abrazo, J.

JOTA said...

Hola Gordo, mi amigo! Disculpa la extrema demora en publicar tu comentario, pero me desenganche del blog por muchas semanas. Te queria dar las gracias por acompañarme en estos recuerdos de la vida de mi querido amigo hoy algo ausente. Hago eco de tus palabras y me comprometo y comprometo a los lectores a disfrutar de cada instante de nuestras existencias. Bien dices que todo es algo tan fugaz que no vale la pena de vivirla en medio del dolor.

Y si, me recontracagaron en el baño, jajajajaja... maldito Gato! Te pasabas de pendejo...

Un abrazo, Gordo... sigue pasando por aqui!

J